Me quedo en las guías

Yacimiento arqueológico de Fuente Álamo. Parte IV. Villa Romana. La lucha de los pigmeos con las grullas.


El gran hallazgo de este yacimiento es el mosaico de estilo nilótico que apareció un una zona de la villa que se encuentra más allá del actual cauce del arroyo. Esto es así porque no existen muchos mosaicos con este tema que se hayan conservado y, sobre todo, por tratarse de una historia dialogada, con imágenes y textos que explican cada viñeta. Un tebeo romano dirigido a gente que apreciaba las bromas y el placer de vivir, pero que ya no escogía temas de la gran mitología, sino historietas de las que circulaban en teatrillos por poblados y cortijos con una gran carga de chabacanería.

El original se custodia en el museo arqueológico de Córdoba pero aquí podemos disfrutar de una estupenda reproducción.


Este pavimento estaría en el baño privado de la villa y consiste en un cuadrado que contiene una alegoría del río Nilo y animales propios de su cauce como el hipopótamo, los cocodrilos y los íbises. Alrededor, cuatro semicírculos representan la lucha mítica de los pigmeos contra las grullas.

De la primera viñeta sólo se ha conservado el texto “SELVAM GRAVE” (selva pesada o espesa) y en la segunda tenemos algunos fragmentos en los que aparecen grullas.


En la tercera, una grulla ha derribado al padre pigmeo y dirige sus furiosos picotazos a su zona más sensible mientras este, viéndose perdido, se despide dramáticamente de su hijo: “SV(m) CERBIO E FILI GERIO VALE” (Soy Cerbio. ¡Ay, adiós hijo Gerión! Nótese el cachondeo de poner el nombre de un gigante al pigmeo). A lo que el hijo contesta: “SVBDVC TE PATER” (quítate de ahí debajo, padre).


También interviene la mujer pigmea, “UXOR MASTALE” (esposa tetuda), cuya nariz es tan grande como sus pechos, que anticipa el trágico final que parece inevitable: “AI MISERA DECOLLATA SO” (pobre de mí, decapitada soy). La gracia es la ambigüedad del término “cabeza” teniendo en cuenta a dónde se dirigen los ataques de la grulla.


La cuarta viñeta presenta el desenlace en el que la grulla ha sido vencida y es arrastrada por tres pigmeos de enormes falos. Los personajes dicen “ET TV ERES SUMA” (tú también, amo, cógela) “E IMPORTVNA” (¡Ay, qué pesada!) “TIMIO NE VECTI FRANGA” “Tengo miedo de que se me vaya a romper la palanca”. Todas son frases de doble sentido con fuerte carga sexual.


Quiero terminar con esta entrada con un fuerte contraste. Vamos a pasar de la risa al llanto, de lo chocarrero a lo solemne, de la vida a la muerte.


En este yacimiento también se han excavado varias tumbas, tanto de época romana como musulmana. Las romanas se distinguen por estar cubiertas con losas de piedra o las grandes tejas romanas, según la categoría del enterramiento.


Las musulmanas, por su recubrimiento de teja árabe, la que utilizamos hoy en día.


Existen otros restos de época andalusí pero, de momento, no tienen demasiada importancia. Restos de una almazara situada sobre lo que era parte de la villa en época romana y algunas habitaciones de ésta aprovechadas como vivienda de una familia, con un hogar en el centro.



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: